miércoles, 17 de abril de 2013

Como el blanco y el negro, como el verde y el rojo




¿Quién le explica al niño que está preso en su país?
Ni la fe ni la ciencia, merecen decidir por él adonde ir
Sean los fusiles, sean los misiles, su opción es sólo suya
¿Por qué esa niña no puede ir con su velo a su santo lugar?
Es el freno de los hombres, la codicia, no es un Dios
No es la fe ni es la economía, es la tierra, es el poder
Son leyes escritas con pólvora y sin fundamentos
Todo carece de coherencia cuando la fuerza ordena
Acaso la historia esté escrita; acaso puede borrarse
La memoria de los niños no se esfuma, sí se evaporan las almas
Los muros no encierran sólo a los cuerpos, impotentes
Apagan el alma, desordenan la mente, hieren al corazón
El ruido de la balacera no puede sonar como un sinfin de canciones
Síntomas de la tortura se dibujan en las interpretaciones
Lo bueno puede llegar a ser el porqué de lo malo
¿Quién le explica al niño de permisos especiales?
El ejército es como un diablo financiado por el cielo
Las madres mueren procreando, tristes, desamoradas
Los viejos leen la historia sin morir viéndola reescribirse
La historia se muere en cada mártir, en cada esquina
El libro sagrado se arroja, no hay más piedras, es inútil
¿Quién paga por la electricidad de los alambres?
¿Quién provee de balas a los tanques? ¿Es un pueblo?
De ese lado el enemigo y de éste nos enemistamos
No hay trabajo para todos, no hay recursos, ni dinero
El vecino es peligroso, el de allá (y el de acá también)
"Allahu akbar", me inclino y deseo que el mundo sea ese
Me levanto de la alfombra y la bomba cae cerca
No hay vida en la guerra, no hay gloria, hay miedo
Los demás oídos sordos pero con ojos bien abiertos
¿Quién le explica a la madre que tiene que enterrar al hijo?
¿Qué historia contamos en el colegio? ¿La nuestra? ¿La de ellos?
Debe haber una historia para ambos, tendría que haber...
No puedo ver del otro lado del muro, quizás haya vida hermana
Las viejas ciudades son tesoros dignos de un motín de piratas
El Derecho Internacional... pobre Derecho Internacional
Las calles tienen agujeros, agujeros de bombas, no son baches
Las reglas se dictan desde la punta del cañón que alarga el tanque de guerra
A los niños les enseñamos amar al país, odiando al enemigo
Desde pequeño enseñamos la importancia de la venganza, de la violencia
¿Por qué lo asocian con el terror? Sistematización mediática, improductiva
Del compartir al usurpar, del dividir al conquistar
¿Colonos? ¿Es una colonización? No es lo pactado
Una piedra se cambia por un disparo, se pierde el sentido común
Los extremistas ya no saben qué hacer, tienen sus cuerpos, nada más
Los explosivos, ¿de dónde salen?, circunscriben el cuerpo
El destino es general, incierto, quizás inocente, niños
Nada justificable, ni una acción ni la otra
Pero la desesperación tiene forma y tiene nombre, aparece
Levantarse a la mañana, no hay nada de lo que había, quedó sepultado
Mirar hacia atrás y haber perdido todo, ser refugiado en su propio hogar
Acampar... pero no es un camping, es la vida de todos los días
Ya no hay Jordania, no hay Cisjordania, no Jerusalén, no Belén, y no habrá Gaza
Gracias por reconocernos como país, falta que nos devuelvan los derechos
Parece que somos lo negro de la bandera y ellos lo blanco
Lo verde del símbolo quedó de ese lado, acá está lo rojo, en cada rincón
¿Le decimos a los niños que el futuro está en manos de otros?
¿Les mostramos los aviones o los escondemos por si disparan?
"Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra", pero acá estábamos
Debe ser que no nos vieron o que en ese momento estábamos escondidos
No hay que jugar más a las escondidas, hay una ley militar nueva
Dicen que si la casa está vacía, pueden tomarla, darla a los colonos
Lo que es del ejército es del Estado y lo que es del Estado es judío
De éste lado no hay Estado, pero estamos, como podemos
Todos los días hay un mártir nuevo, o más... o menos
El salat se hace amontonaditos, nada de Mezquita, no se puede pasar
Las fronteras se transformaron en puertas giratorias... que no giran
¿Hay que agachar la cabeza o mirar firme al soldado? Cuidado con la detención administrativa
¿Somos ciudadanos o residentes? ¿O celulas terroristas?
Queremos volver a nuestra tierra, pero sin bombas por la nuca
Tirar abajo los muros, volver a la Mezquita y a la Iglesia
Queremos plantar, trabajar, deambular, recorrer, es nuestro
Basta de ocupación, basta de violencia, basta de genocidio, de apartheid
Hagamos una tierra para todos o que no haya tierras para nadie
Allah está de nuestro lado, nos falta convencer a los hombres, ingratos
Palestina: clandestina; Israel: ilegal.


Hernán López, contemporáneo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario